Talentos necesarios para emprender un negocio y no morir en el intento

148200

Un emprendedor es una persona con iniciativa y determinación para realizar acciones que son difíciles o representan un riesgo. Parte de una innovación para abrir una nueva opción empresarial con el propósito de tener éxito, pero este nivel de superación solo lo alcanzan determinados individuos. 

¿Todos podemos ser emprendedores? Sí, todos podemos emprender el proyecto que deseamos, pero no todos contamos con el talento para hacer que el emprendimiento sea próspero y exitoso.

Existen diversos factores que intervienen en el camino al éxito y el más importante es el talento con el que cuenta cada persona para lograr emprenderlo.

4 habilidades para lograr el éxito en los negocios

Conoce las habilidades más resaltantes que debe tener una persona para emprender un negocio:

  • Perseverante. Las personas con este don tienen la capacidad de perseguir un objetivo sin desistir de la idea, aunque se presenten obstáculos y situaciones que las hagan dudar, continuarán hasta llegar a la meta.
  • Detector de oportunidades. El individuo que encuentra una posibilidad de negocio en la situación menos esperada. 
  • Optimista. Es la capacidad de ver el lado bueno de todas las cosas, fijarse de la posible utilidad que generará el negocio en vez de los riesgos que implica.
  • Administrador. Analiza todos los escenarios antes de hacer una inversión y elige la opción que le generen menos gastos y le deje mayores ingresos. 

Cómo emprender un negocio

Emprender un negocio es una decisión que debemos tomar con inteligencia y sin premura, ya que si carecemos de orientación podemos elegir el camino equivocado, y eso nos puede llevar al fracaso en el primer intento.

Para que esto no ocurra, a continuación hacemos algunas recomendaciones para que inicies tu emprendimiento con buen pie.

  • Elige un nombre comercial: Encuentra un nombre que sea explícito, concreto, memorable y pegadizo; todo esto hará que tus clientes te recuerden y reconozcan con mayor facilidad. 

Aunque el punto más primordial, también suele ser uno de los más frustrantes. Si crees que se te dificultará esta tarea puedes buscar apoyo en entidades dedicadas a creacion de empresas, pues ellos pueden brindarte una orientación especializada que, sin duda te ayudará en la travesía.

  • Valida tu negocio:  Prueba si los clientes están dispuestos a pagar por tu producto antes de hacer una gran inversión. Puedes hacerlo tomando pedidos por adelantado para conocer el movimiento del mercado.
  • Entiende las finanzas del negocio: Conocer el movimiento de caja es importante, ya que nos ayudará a realizar las proyecciones a futuro, como ampliar el espacio físico o adquirir inventario.
  • Encuentra una ubicación para tu negocio: Si el negocio consiste en hacer postres o platos calientes podrías instalarte en tu casa. 

Pero si ameritas realizar conferencias y reuniones, indiscutiblemente una de las opciones más económicas es hacerse con una oficina virtual online. De esta forma podrás contactar a tus socios, empleados o clientes sin tener que costear una oficina física, que suelen ser bastante costosas. 

  • Haz un plan de negocio: Cumplir este paso nos ayudará a formalizar nuestra idea. La planificación puede resultar más productiva y tener un plan diseñado nos impulsa a tener una metodología de lo que vamos a desarrollar.
  • Elige la estructura empresarial: la elección de la estructura la debemos realizar antes de formalizar el negocio, ya que equilibrará la protección legal y financiera con la flexibilidad necesaria.
  • Investiga sobre licencias y regulaciones: Al abrir un negocio estamos sujetos a las leyes del estado y para evitar problemas legales debemos tener un domicilio tributario para poder dar inicio a nuestras actividades comerciales.
  • Planifica tu equipo de trabajo: Si tienes en mente contratar personal debes calcular el coste y el tiempo estimado que tomará encontrar a la persona que cumple con el perfil y contratarla. Sí serán trabajadores ocasionales o fijos.
  • Escoge tu sistema de software: Este paso reducirá considerablemente el trabajo, porque automatizará las tareas contables, email marketing, gestión de proyectos, entre otros. 
  • Abre tu negocio: Después de haber pasado por tantos pasos, lo que deseamos es comenzar a facturar. Por su parte, la  oficina virtual santiago tiene una opción económica y rápida para que puedas lanzar tu producto bajo su tutoría.

Esto quiere decir, como lo mencionamos en el primer punto, contar con una orientación especializada que nos llevará al éxito. 

Pero, más allá de esto, la perseverancia es la clave del éxito en los negocios. Si deseas vender un producto o servicio y cuentas con el talento para emprender y tener éxito adelante, vas por el camino correcto, pero recuerda: no es nada fácil, no importa cuántos obstáculos se crucen en tu trayecto, nunca apartes la vista de a donde quieres llegar y te aseguramos que tu marca llegará más lejos de lo que imaginas.

Deja un comentario