Según el Banco Central: Economía chilena comienza a mejorar

econmia chilena-

En pleno impacto por la pandemia de coronavirus, el Banco Central ha decidido mantener la tasa referencial de interés en su mínimo técnico de 0,5%, 

El ente financiero reconoció que la economía chilena está lentamente comenzando a dejar atrás el período más bajo de actividad.  Agregó que la información bancaria contrajo un 10,7% en julio, cifra por debajo del consenso de los analistas.

«En lo interno, los Imacec de junio y julio muestran que la economía comenzó a estabilizarse, tras acumular caídas entre marzo y mayo, aunque con niveles de actividad muy por debajo de los del año anterior», informa el Consejo.

La recuperación va desde el comercio y la industria manufacturera, a diferencia de otros que siguen muy afectados, en particular aquellos donde el trabajo presencial y la interacción entre personas son imprescindibles.

Asimismo, las proyecciones apuntan un crecimiento de entre el 4% y el 5% en 2021, mientras que para 2022 el PIB subiría en un rango más moderado de entre el 3% y el 4%. 

Por otro lado, el informe sostiene que revertir la pérdida de empleos, la caída de ingresos de los hogares, el deterioro del consumo y mantener un flujo de crédito acorde con las necesidades de capital de trabajo e inversión de las empresas constituyen los mayores desafíos para la recuperación económica y para el aporte de la clase política en este proceso, señala la información difundida por Europa Press.

También se proyecta que la política monetaria se mantendrá «altamente expansiva«, combinando unos tipos de interés en su mínimo del 0,5% y medidas no convencionales de política monetaria. 

Un pronóstico poco alentador y contradictorio 

Desde inicios de la pandemia en la nación austral los expertos aseguraban  que la economía nacional sería otra de las víctimas del COVID-19. 

El empleo, el comercio, los servicios en general, e incluso, la industria minera, se perfilaban  como los sectores productivos que tarde o temprano, iban a sufrir las consecuencias de la enfermedad, en medio de un escenario interno y externo que se avecinaba y que era sumamente complejo. 

Tras el histórico desplome del 15.3% en mayo se proyectaba el retroceso del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), que representa alrededor de un 90% del Producto Interno Bruto.

Chile es el mayor productor mundial de cobre y el sector minero creció 2.2% en el sexto mes del año, mientras que el no minero cedió 14 por ciento.

«El resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria. En este contexto, las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, el comercio y la industria manufacturera», dijo el emisor en un comunicado.

Durante el mes de junio el INE reportaba la mayor tasa de desempleo en 16 años y una destrucción de 1,5 millones de puestos de trabajo en solo dos meses mientras el Banco Central informaba una caída histórica para la actividad en mayo y en abril la contracción del Imacec había sido de 14,1%, y cuando el propio ministro de Hacienda, Ignacio Briones, había anticipado que el dato de mayo sería aún peor.

Con el resultado de mayo, la actividad acumulaba una contracción de 5,58% en 2020.

Hace justamente un mes, el Banco Central alertaba el retroceso de la economía en un 12.4% interanual en junio.

Deja un comentario