Mantenga su tienda online en lo más alto

Crear y mantener una tienda online parece un trabajo de ensueño, sobre todo para aquellos que son expertos en tecnología. Colocar productos en un sitio web y hacer que el dinero ingrese parece una obviedad. Tanto si envía indirectamente otros productos como si mantiene y entrega el stock usted mismo, la idea de gestionar un sitio web de comercio electrónico es muy atractiva.

Sin embargo, si fuera tan fácil, todo el mundo lo haría. No puedes quedarte sentado y ver cómo entra el dinero, debes trabajar como lo harías con cualquier otro trabajo.

Si alguna vez ha incursionado en el comercio electrónico, sabrá todo el tiempo y el esfuerzo que se necesita para tener éxito. Sabrá que tiene que atraer a los clientes y hacer que vuelvan a por más. No se trata sólo de conseguir que la gente se desprenda de su dinero, sino de establecer relaciones y hacer que la gente se entusiasme con tus nuevos productos y servicios.

Si quiere crear una tienda de alta calidad que tenga un magnífico nivel de atractivo y funcionalidad, aquí tiene algunos consejos:

Mantenga las cosas simples y fáciles de ver

Se sorprendería de la cantidad de gente que intenta complicar en exceso su sitio web. Ya sea que estén creando una tienda de comercio electrónico, blogs, o simplemente sitios web simples que representan a una empresa, se exceden. Un sitio web debe hacer que la gente se sienta cómoda y bienvenida. Se supone que debe dar a la gente una sensación positiva nada más llegar. Si se sienten bombardeados o incómodos, se alejarán o recibirán una primera impresión negativa. No lo piense demasiado: cree un diseño de sitio web atractivo. Piensa en cómo te haría sentir si fuera la tienda de otra persona y entraras por primera vez.

No te comportes como un vendedor barato

Cuando buscas ganar el máximo dinero posible con tu empresa, puede ser fácil olvidarse de los que están al otro lado del trato, sobre todo cuando todo se hace online. Si simplemente intentas hacerte con su dinero, te descubrirán. Esfuérzate en construir tu reputación y en ofrecer un gran servicio además de un producto de calidad. No trates el negocio como una forma de enriquecerse rápidamente.

Vincule su sitio a sus plataformas sociales

Si tienes perfiles en las redes sociales que sirvan de apoyo a tu tienda, podrás llegar a muchas personas diferentes. Miles de millones de clientes se pasean por las redes sociales en todo momento, así que hay todo un mundo de clientes ahí fuera a los que puedes tentar. Las redes sociales también son estupendas para publicitar tu negocio: basta con ver la cantidad de anuncios de Facebook que hay para darse cuenta de lo popular que es la publicidad en las redes sociales.

Intentar posicionarse bien en términos de SEO

La optimización de los motores de búsqueda es crucial para todos los sitios web hoy en día. Si la gente teclea una palabra clave o un término de búsqueda y ve su sitio web en la primera página (preferiblemente en la parte superior), entonces se le considerará relevante, fiable y popular. Si consigue aparecer en los primeros puestos de Google, es que está haciendo algo bien. Tendrás gente que visite tu sitio todo el tiempo.

Dirígete a un grupo o público específico

Si tiene un producto concreto -o un conjunto de productos- a la venta, lo más probable es que tenga que dirigirse a un tipo concreto de empresa o cliente. No podrá atraer a todo el mundo. Habrá un tipo de cliente que necesite justo lo que usted vende. Céntrese casi exclusivamente en ellos.

Busca siempre mejorar

No puedes quedarte quieto si quieres crear una pequeña empresa que aporte dinero de forma constante. Si te sientas en los laureles, otros llegarán y te quitarán el puesto en la cima. Además, perderá la atención de sus primeros usuarios y de los nuevos clientes potenciales. La gente necesita ver cambios, variedad y emoción.

Construya una marca atractiva, con logotipos e imágenes

No se trata sólo de contentar a la gente con unos pocos productos. Las empresas que se mantienen en la cima lo hacen porque son capaces de crear algo que resuena en la gente. Crean algo que va más allá de los artículos que se venden. La longevidad en los negocios consiste en construir una marca y conseguir que la gente se sume al viaje y a los valores que tienes. Si a la gente le gusta tu aspecto y se siente identificada con lo que haces, tendrás mucho más éxito. Los logotipos, las imágenes y el contenido son componentes clave de tu marca.

Asegúrate de estar sincronizado allá donde vayas

Lo bueno de tener una tienda online es que no necesitas estar permanentemente sentado en tu escritorio. Puedes utilizar aplicaciones y tecnología para mantenerte al día con la actividad de ventas, las consultas de los clientes y la actividad en las redes sociales. Hay una gran cantidad de aplicaciones como Shopify que pueden hacer un seguimiento de las cosas a medida que avanza el día. Asegúrate de que tienes líneas de comunicación fiables para mantenerte al día allá donde vayas. Afortunadamente, con sitios útiles como Half Cooked, puedes encontrar el contrato perfecto para ti y tu negocio.

Deja un comentario