Menopausia y ejercicios, razones para no detenerte

MENOPAUSIA

Sus entrenamientos no tienen que detenerse una vez que comienza la menopausia

Hay muchas maneras en que el cuerpo de la mujer cambia a medida de que envejece. Pero, uno de los cambios más importantes se da durante la menopausia tanto físicamente como emocional la mujer se ve afectada, y una de las cosas que pueden ayudar a estos cambios son los ejercicios físicos.

Y para a ser honestos, la lista de cambios físicos y emocionales durante la menopausia es bastante larga. Los síntomas de la menopausia incluyen períodos irregulares, bochornos, sudoración, insomnio, depresión, ansiedad, sensación de aprensión, aumento o pérdida de peso, fatiga, mala concentración, pérdida de memoria y palpitaciones cardíacas.

Claramente, la menopausia es un momento de cambio físico. Por lo tanto, es posible que se esté preguntando si estos cambios físicos afectan sus entrenamientos de cualquier manera.

Conexión entre la menopausia y el ejercicio físico

Si bien es posible que no se sienta lo mejor posible durante este tiempo, encontrar una manera de relajarse puede ser útil. Existe tiene cientos de clases de meditación que ayudan a rejuvenecer la mente y cuerpo durante el climaterio.

Entonces la idea de ser una mujer activa durante esta etapa es importante para que sea más llevadera, ciertamente es una actividad que a cualquier edad favorece la salud, porque no solo ayuda con el pero, también alivia el estrés, aumenta la fuerza muscular, mejora el equilibrio, concentración mental y da una mayor resistencia ósea, así como una mejoría en la enfermedades como diabetes, presión arterial, demencia y hasta osteoporosis.  

Y como era de esperarse la disminución de los síntomas de la menopausia; controla las grasas, ayuda en segregación de la endorfina la conocida hormona de la felicidad, por lo que tus cambios de humor no serán notorios y el cuerpo se ira moldeando a las alteraciones de una forma mejor.

Pero sus beneficios no terminan allí, la idea de ejercitarte durante la menopausia también estimula el colágeno que será evidente en la piel y en las articulaciones, haciendo de igual forma que los huesos se fortalezcan evitando los desequilibrios musculares, fracturas óseas y desgaste de las articulaciones.

¿Cómo afecta la menopausia a los entrenamientos?

MENOPAUSIA
El cuerpo de la mujer deja de liberar huevos mensualmente y así comienzan los cambios

La menopausia puede afectar los entrenamientos de diferentes maneras:

Motivación

Una de las principales maneras en que la menopausia impacta los entrenamientos es a través de su motivación, esta etapa puede hacer que te sientas exhausta y, cuando estás exhausta, lo último que te apetece hacer es atarte los zapatos y hacer ejercicio.

El aumento de peso, la depresión y la ansiedad, que son efectos secundarios bastante comunes de la menopausia, también pueden hacer más difícil encontrar la motivación para ir al gimnasio.

Luchas relacionadas con los síntomas

Como se mencionó, la menopausia viene con muchos efectos secundarios. Y, desafortunadamente, muchos de esos efectos secundarios pueden hacer que trabajar sea un reto.

Si usted está lidiando con una tonelada de efectos secundarios relacionados con la menopausia, estos pueden interferir con sus ejercicios y hacer que el apegarse a una rutina regular de ejercicios sea un reto.

Pérdida de masa ósea

Durante la menopausia, la producción de estrógeno de su cuerpo disminuye hasta casi detenerse, lo cual lleva a una pérdida de masa ósea y puede aumentar su riesgo de osteoporosis.

Debido a que sus huesos son más frágiles durante la menopausia especialmente a medida que ésta progresa, usted necesita tener cuidado al tomar riesgos en el gimnasio, por ello es importante aliarse con un personal de entrenamiento calificado.

Funcionan los ejercicios durante la menopausia

MENOPAUSIA
Los cambios de la mujer durante el climaterio disminuyen con los ejercicios

Aunque la menopausia definitivamente tiene un impacto en sus entrenamientos, la buena noticia es que no hay razón por la cual detener los entrenamientos. De hecho, seguir haciendo ejercicio durante la menopausia es una de las mejores cosas que puede hacer por su cuerpo, su mente y su salud en general.

Es completamente unánime que hay una larga lista de beneficios del ejercicio regular. Hacer ejercicio en tan sólo 30 minutos, tres días a la semana, puede mostrar beneficios inmediatos para la salud de las mujeres durante la menopausia, así que una forma de tener excelentes resultados es combinar los ejercicios a la perfección.

Maneras de cambiar la rutina

Ponte tu cardio.

  • Si aún no está haciendo ejercicios cardiovasculares regularmente, ahora es un buen momento para empezar.
  • Los ejercicios aeróbicos como caminar a paso ligero, trotar, andar en bicicleta y nadar son especialmente útiles para las mujeres menopáusicas. Este tipo de actividades ayudan a perder peso o permiten a las mujeres mantener un peso saludable durante la menopausia.
  • El ejercicio cardiovascular no sólo es excelente para controlar el peso, sino que también proporciona un potente flujo de endorfinas, que puede ser de gran ayuda en la lucha contra la depresión o la ansiedad relacionada con la menopausia.

Haga que sus ejercicios sean amigables con los huesos.

Como se mencionó anteriormente, las mujeres pueden experimentar una pérdida de masa ósea durante la menopausia, por lo que los ejercicios que fortalecen los huesos son muy importantes y de igual forma les ayuda a ganar músculo las mujeres.

  • Los ejercicios de soporte de peso y de fortalecimiento muscular construyen el hueso.
  • Los ejercicios de levantamiento de pesas son aquellos ejercicios en los que los pies y las piernas soportan el peso corporal.
  • Ejercicio de bajo impacto -como máquinas de caminar rápido, elípticas y de escalones- no sólo construyen músculo y resistencia, sino también la cantidad y el grosor del hueso.

Empieza despacio y mantente consistente.

Lento y constante se gana la carrera, Bueno, eso nunca ha sido más cierto que cuando se habla de hacer ejercicio durante la menopausia. El ejercicio constante durante la menopausia es imprescindible si desea sentirse lo mejor posible. Pero, si no estás acostumbrado a hacer ejercicio regularmente, ¡no te quemes desde el principio!

  • Se recomienda comenzar lentamente para las mujeres menopáusicas. Entrar en una rutina regular es la mejor estrategia.
  • El ejercicio regular mejora el metabolismo, aumenta la frecuencia cardíaca y mejora la respiración y la temperatura corporal, todo lo cual contribuye a una mejor circulación sanguínea que fortalece el corazón.
  • También mejora su energía, estado de ánimo y estabilidad emocional.

Deja un comentario